.

Advertencia

La verdad yo no uso cookies pero es probable que además de google otras páginas web que publican aquí o en los anuncios las usen. Las cookies ayudan a personalizar el contenido de las páginas Web, medir el desempeño y proporcionarte una experiencia mejor, más rápida y segura en este lugar. Al usar visitar esta página estás aceptando la Política de Cookies de quienes los usan.

Emprendiendo la ruta hacia la prosperidad. Guía práctica para Luna creciente.


En lo práctico para rodearte de la energía de la prosperidad, durante toda la fase, al menos una vez al día



















El cuarto creciente se asocia con el signo zodiacal Cáncer.  En la historia de Hércules, Cáncer se relaciona con la captura de la cierva de oro, cuya propiedad era disputada entre Artemisa el hada que habita en Luna y Diana, la cazadora de los cielos hija de Sol. En el cuarto trabajo Hércules tuvo, de entre varias voces, que identificar cuál debía seguir, desarrollando el poder de elección. Mientras buscaba a la Cierva, se dio cuenta como las voces de ambas doncellas desviaban sus pasos y solo cuando escuchó con perseverancia su voz interior logró su objetivo y guardó su trofeo en el lugar sagrado cerca del corazón, indicando que es ahí donde debemos buscar  cuando necesitamos tomar una decisión, sea del tipo que sea.


Este punto del ciclo lunar, que dura entre siete días y ocho días, se compone por tres elementos Agua, Fuego y Tierra, diciéndonos que en los primeros días toman importancia los cambios, las fluctuaciones y el instinto,  Días en los que puede prevalecer el corazón sobre la razón (lo que no siempre es lo mejor cuando de decisiones financieras se trata); mas o menos en la mitad, nuestros proyectos debieran estar como una fogata en plena combustión, chispeante y viva; cobra importancia el “Yo puedo” , los asuntos relacionados con inversiones, la creatividad, las operaciones de compraventa y lo que tiene que ver con enseñar y aprender. Ya para el final la tendencia será hacia el logro de lo material, habrá que poner atención a las ocupaciones cotidianas, al trabajo, a la posibilidad de realizar actividades en equipo y al requerimiento de ayudar a los demás con nuestros aportes, esos últimos días los podemos ocupar para dar los toques finales a los que estemos haciendo, de forma tal que en la próxima fase podamos prepararnos para  consolidar lo realizado. Un periodo yo intuyo, yo puedo, yo hago. 


Otra correspondencia que puede ser de ayuda, en la ruta hacia la prosperidad,  es con el Tarot. Cuarto creciente se asocia con el arcano mayor El  Carro en el vemos a un joven  tomando la decisión de continuar su camino, parece que lo que conduce es un vehículo ligero de dos caballos por tanto representa a un guerrero, quien personifica al yo interno y es un triunfador porque logró tomar su decisión.  Las riendas, que no se ven, son la mente y nos recuerda que los opuestos viven en coexistencia ya que uno de los cabellos es blanco y el otro negro. Habla de la victoria sobre las ilusiones, anuncia posibilidad de ver la verdad en casa situación.  Las ruedas del carro nos dicen que todo es cíclico y que está en continuo movimiento como el péndulo que va y viene, siempre va y viene, tal como establece el principio hermético del  Ritmo.  El guerrero está protegido por una armadura.  El arcano nos habla de protección y defensa.

Este arcano es conocido también como La Carroza, la palabra carroza se refiere a que el cuerpo es como un vehículo o un instrumento a través del cual la Divinidad dirige nuestras vidas… es por eso que en esta fase invocar al  Espíritu que somos nosotros y dejarlo que actúe, dejando de lado al ego, será propicio.  El Cuarto creciente y los dos días posteriores, es para tomar decisiones y hacerlo siguiendo tu voz interior, cuidándote de apartar el ego.  El guerrero es un triunfador, pero deberá actuar de forma conciente para lograr lo que busca. Evitar actuar por impulso y dejar que sea la realidad la que tome las riendas.  Podrás tomar la mejor decisión, si logras conducir el asunto al equilibrio.  Sabe que toda situación por resolver  tiene salida, se pueden equilibrar los opuestos y obtener de ella beneficios.

En lo práctico para rodearte de la energía de la prosperidad, durante toda la fase, al menos una vez al día, puedes hacer la siguiente meditación:

Prepara un ambiente especial limpiándolo primero con incienso de sándalo, cuando vayas a meditar toma un vaso  transparente lleno de agua,  una vela blanca o amarilla y una vasija de barro o un puñado de tierra.   Si lo prefieres graba la meditación. 


Siéntate cómodamente en el piso, mejor si con las piernas cruzadas y la espalda recta y coloca en frente tuyo los representantes de cada uno de los elementos involucrados en esta fase. Enciende la vela.

Cierra lo ojos. Date unos minutos para relajarte y  pacificar tu respiración, inhala Soooo, exhala, Jom. 

Soooo, Jom… Soooo, Jom… Soooo, Jom…

Luego procede con la meditación visualizando lo expresado en ella.

En este momento, estoy en  la ruta hacia la Prosperidad.  El Agua, El Fuego y la Tierra manifiestan ante mi toda la abundancia que me está deparada.  Tengo todo lo que necesito y mas.  Todo llega a mi en el momento preciso y se lo que tengo que hacer con ello.  Mis ingresos aumentan periódicamente. Agradezco y comparto todo lo que tengo y lo que recibo, y así cada vez tengo mas. Yo vivo en prosperidad. 

Luego permanece en silencio el tiempo que estimes necesario. Cuando termines abre los ojos y anota cualquier idea que se te haya ocurrido para aumentar tus ingresos, invertir o mejorar los proyectos que tengas en marcha. 

Creciente es propicio además para tomar hábitos que pueden mejorar tu situación financiera o económica.  Para hacerlo el día exacto del cuarto creciente debes comenzar la rutina que quieres que se haga hábito y  ponerte como meta llevarla a cabo por 21 días seguidos, superados esos días ya lo harás naturalmente. 

Una de las prácticas que puedes tomar en repetir tres veces al levantarte una afirmación de abundancia, que puede ser una de las siguientes: 

Hoy renuncio a ser el estanque que espera recibirlo todo de los demás y me convierto en la Fuente de mis riquezas

Renuncio a las limitaciones de mi vida, elijo vivir en abundancia y prosperidad

Estoy abierto a recibir todo lo bueno que me está deparado, lo recibo, disfruto y comparto con alegría. 

Todo lo que necesito lo recibo en abundancia y estoy agradecido por ello. 

Y terminas la afirmación escogida diciendo Lo siento y lo percibo es ahora, gracias, gracias, gracias


O si prefieres los mantras, dices 108 veces el dedicado a Lakshmi deidad representativa de la energía de la prosperidad,  Om Lakshmi Ganapataye Namaja. 

Debes tener siempre presente que, para vivir en prosperidad, debes estar en paz contigo mismo y con todo. Por lo tanto, si algo te acongoja  o te perturba di para ti, las veces que sean necesarias, de tres en tres: “Bendigo el bien de esta situación. Gracias, gracias, gracias” de esa forma activarás las energías positivas que conlleva lo que te está pasando o haya sucedido, aun cuando a priori no entiendas cuales son. 


Si estás tratando de resolver un problema o tienes una duda que te está dando vueltas en la cabeza, escríbeme a horoscopia2000@yahoo.es    y te digo qué puedes hacer (debes estar pendiente por si acaso la respuesta te llega como spam).

Sígueme en Twitter soy @horoscopia y si prefieres Facebook haz clic aquí  

Namaste
susana colucci









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Estudia Astrología con Susana Colucci

Cursos de Astrología (Iniciación, Análisis y rectificación de Cartas Natales, Análisis de Horóscopos varios), avalado por el Nodo Venezolano de Pensamiento Complejo “Conexus Edgar Morin”, cual está adscrito al Rectorado de Universidad de los Andes. Si estás interesado en participar escríbeme a horoscopia2000@yahoo.es para conocer contenido, duración e inversión.